“Ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo” (San Jerónimo)

 

 

 

Desde hace algunos años celebramos en el mes de Septiembre el “Mes de la Biblia” y la razón es que San Jerónimo murió un 30 de Septiembre del año 420. Jerónimo es el patrono de las ciencias bíblicas y de los traductores por, entre otras cosas, haber traducido desde sus lenguas originales el Antiguo y el Nuevo Testamento al latín. Esa traducción es la que se conoce con el nombre de la “Vulgata” que significa “divulgada” y expresa la rápida y exitosa difusión y aceptación que experimentó en el s. V d.C.

De este santo patrono es la provocativa afirmación “ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo”, la que ha sido recordada en incontables ocasiones por la Iglesia, por ejemplo en el Nº 25 de la Constitución “Dei Verbum” del Concilio Vaticano II y en el Nº 133 del Catecismo de la Iglesia Católica. Tal aseveración muestra la importancia capital de la Biblia para el cristiano que, en cuanto discípulo, ha de conocer y seguir a Jesús, el Maestro.

En el recientemente publicado Documento de Aparecida, la Biblia es presentada como uno de los lugares privilegiados de encuentro con Jesucristo: “Encontramos a Jesús en la Sagrada Escritura, leída en la Iglesia. La Sagrada Escritura, ‘Palabra de Dios escrita por inspiración del Espíritu Santo’, es, con la Tradición, fuente de vida para la Iglesia y alma de su acción evangelizadora. Desconocer la Escritura es desconocer a Jesucristo y renunciar a anunciarlo” (Nº 247). Aquí también aparece citada la expresión de San Jerónimo. La Biblia, por tanto, es imprescindible en la vida de la Iglesia y en la vida de todo creyente.

Pero ¿qué es la Biblia? Son varias las perspectivas desde las cuales se puede abordar esta pregunta. Presentaré brevemente la siguiente: la Biblia es la historia de amor entre Dios y los seres humanos (cf. Benedicto XVI, Deus caritas est, nº 9 y 17), pero no se trata de un amor meramente romántico y sentimentalista, ideal, sino dramáticamente real, con sus luces y sombras, con los encuentros y sobre todo con los desencuentros entre Dios y su pueblo. La Biblia nos muestra en una experiencia histórica concreta cuál es la forma correcta y cuál la equivocada de relacionarse con este Dios que nos ama y nos busca a pesar de nuestras infidelidades. Ahora bien, en la medida en que nos familiaricemos con la experiencia de Dios que tuvo ese pueblo, podremos reconocer el paso de Dios por nuestra propia historia. Y por eso es tan importante la lectura asidua de la Sagrada Escritura, porque nos ayuda a realizar nuestro propio encuentro como pueblo con ese Dios que espera constantemente nuestra respuesta favorable a esa iniciativa suya de revelarnos sus designios salvíficos.

Para terminar dos consejos: 1º la mejor forma de realizar la lectura asidua de la Biblia es leyendo diariamente las lecturas que propone la Iglesia en su calendario litúrgico; 2º no hay que desesperarse cuando no entendemos los textos bíblicos, éstos contienen la experiencia religiosa de muchos siglos a la que no siempre es posible acceder “a la primera”. La lectura de los pasajes bíblicos que “no nos dicen nada” no constituye una pérdida de tiempo puesto que nos ayuda a familiarizarnos con la Biblia, y mientras más nos familiaricemos con ella más posibilidad tendremos de comprenderla porque iremos así asimilando las grandes líneas de la Historia de la Salvación donde podremos insertar adecuadamente los pasajes que nos resulten más oscuros o difíciles, siguiendo de esta forma el ejemplo de la Virgen María quien conserva y medita las palabras de Jesús “en su corazón para hacer lo que su Señor le pida, aún cuando no lo entienda del todo” (Conferencia Episcopal, Orientaciones para la Animación Bíblica de la Pastoral, nº 164; cf. Lc 2,50-51).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: